FANDOM


"No soportaremos la vergüenza de exhibir un honor que se le niegue al Gran Ratón"

―Peepiceek habla dispuesto a cortarse la cola, al igual que los demás ratones, si Reepicheep no recupera la suya.

Peepiceek fue un ratón parlante que vivió durante la era telmarina y que luchó en la Revolución Narniana. Era el segundo al mando en el séquito de ratones parlantes de Narnia liderado por Reepicheep, aunque más tarde se convertiría en el jefe.

Biografía Editar

Primeros Años Editar

Peepiceek es descendiente de los ratones que cortaron las cuerdas que agarraban a Aslan en la Mesa de Piedra, justo como los demás de su especie, a los cuales se les fue otorgada el habla como signo de agradecimiento por parte del gran león. Nació en algún momento durante la era telmarina, y logró ascender varios puestos hasta ser el segundo jefe de los ratones parlantes, solamente superado por Reepicheep, el Gran Ratón. Vivía junto al séquito de ratones en un pequeño agujero en un terraplén cubierto de hierba, situado en un terreno llano rodeado por setos.

Revolución Narniana Editar

La nueva rebelión Editar

En el año 2303 asistió a la reunión del Prado Danzarín, donde un joven telmarino llamado Caspian X prometió la libertad a los narnianos si estos le ayudaban a recuperar el trono. Él, sin pensárselo, fue leal a Reepicheep, y cuando este decidió unirse a la revolución, él y los demás ratones se unieron y apoyaron su decisión.

Asalto al Castillo de Miraz Editar

Nightraid4

Peepiceek y Reepicheep entrando a la sala de control del puente levadizo

Una vez que los Pevensie llegaron de nuevo a Narnia, decidieron atacar el Castillo Telmarino, ya que en esos momentos estaba muy desprotegido. Pero para lograr meter a las tropas en la fortaleza, se necesitaba subir el puente levadizo y la puerta de metal, por lo que requirieron a varios ratones, tres en total. El objetivo de estos seres era colarse en la sala en la que se encontraba la manivela para subir y bajar el puente y despejarla de guardias, todo esto para que el enano rojo Trumpkin entrase y les ayudase a activar el mecanismo, ya que él a pesar de ser un enano tenía la fuerza suficiente como para empujar aquello. Finalmente tuvieron alguna complicación, como por ejemplo que en la sala se encontraba un gato, pero lograron cumplir con éxito la misión, consiguiendo que las tropas entrasen en la fortaleza.

Screenshot 2018-03-27 at 17.53.12

Peepiceek comenzando a escalar a un enemigo siendo apoyado por Reepicheep desde atrás

Entonces el ataque comenzó, y los ratones se unieron a la batalla con una curiosa estrategia, su plan era ir escalando a los enemigos hasta llegar a la cabeza y entonces desenvainar la espada rajándoles el cuello, aunque no siempre funcionaba, ya que cuando estaban en la pierna los telmarinos podían darles una patada y repelerlos. Minutos después la cosa se volvía mala para los narnianos, debido a que los arqueros enemigos los diezmaban, pero aun así resistieron hasta que la puerta comenzó a descender.

Screenshot 2018-03-27 at 18.10.20

Reepicheep encabezando la retirada de los ratones

En ese preciso instante un minotauro llamado Asterius corrió y la sujetó para que pudiesen escapar, pero tras un pequeño espacio de tiempo, calló muerto a causa de varias flechas, dejando a muchos compatriotas encerrados y siendo aniquilados por las flechas. Segundos después de que la puerta se cerrase, Peepiceek y los otros dos ratones lograron escapar por el agujero que había debajo de ella gracias a su pequeño tamaño, y rápidamente cruzaron el puente levadizo mientras este se cerraba.

Segunda Batalla de Beruna Editar

Reepicheep05

Los ratones presenciando la llegada del ejército telmarino

Los supervivientes al asalto del castillo llegaron al Altozano de Aslan, y tras unos pocos días de descanso tuvieron que volver a lidiar con los telmarinos, pero esta vez contra un numeroso ejército de 5.000 hombres y varias maquinas de guerra. En un principio el antiguo rey Peter debía pelear en un combate singular contra Miraz para decidir el destino de la nación, pero como siempre, los telmarinos no cumplieron su palabra y tras matar a su propio rey a traición, los generales ordenaron a sus tropas que atacasen, pensando que ganarían gracias a su superioridad numérica.

Trees-0

Los telmarinos se retiran gracias a los árboles

Por otro lado, los narnianos resistían, pensando que Lucy lograría encontrar a Aslan para que este les ayudara. Peepiceek combatía usando la misma estrategia que en el Castillo de Miraz, solo que esta vez también remataba a los enemigos que gateaban por el suelo. Tras una dura batalla, los árboles revivieron dando un respiro a los agotados y fatigados narnianos, quienes después de unos segundos de descanso, empezaron a perseguir a los telmarinos, ya que estos se retiraban con mucho miedo.

Tail

Peepiceek y los demás ratones jurando cortarse la cola

Durante su retirada, los telmarinos debían cruzar el puente de Beruna, pero esta vez allí aguardaba Aslan, el gran león, quien creando una enorme figura con el agua del río derribó a todo el ejército enemigo, haciendo que los supervivientes cayesen empapados y medio ahogados. Los narnianos, alegres, celebraron la victoria y ayudaron a los telmarinos a salir del agua como gesto de compañerismo, mientras que los reyes se acercaron a hablar con el gran león. Aunque después de unos pocos segundos que solo sirvieron para saludarse, fueron interrumpidos por los ratones, que llevaban a Reepicheep herido en una camilla al ritmo de una trompeta. Entonces Lucy curó al ratón su licor, pero no bastó del todo, ya que había perdido su cola. Lleno de vergüenza pidió a Aslan que le diese una nueva cola, pero este se negó, lo que causó que Peepiceek hablase en nombre de los ratones diciendo que si no le otorgaba una cola, él y los demás se cortarían la suya. Gracias a ello Aslan cedió y le concedió una nueva cola debido a la muestra de lealtad y de amor de su gente.

Jefe de los ratones parlantes Editar

Peepiceek continuó sirviendo a Reepicheep y a Caspian, y ayudó a traer paz en el transcurso del reinado del nuevo rey. En el año 2306, tres años después de la revolución, Reepicheep subió a bordo del Viajero del Alba, dejándole a él como jefe de los ratones parlantes hasta su vuelta, pero finalmente este no regresó, ya que decidió quedarse en la Isla de Ramandú para así poder salvar a tres lores de Narnia que estaban bajo un conjuro. Por lo que antes de quedarse solo, dio a sus compañeros de tripulación el mensaje de que decidía nombrar a Peepiceek como su sucesor, quien ejerció como jefe durante el resto de su vida y luchó por la libertad y la paz del reino hasta su muerte.

Descripción Editar

Tiene el pelaje de color gris, pero al igual que el de Reepicheep es muy brillante, por lo que parece de color dorado, y más aun cuando le da el sol. En el combate suele utilizar una espada muy fina del tamaño de su cola, la cual envaina en un cinturón que le recorre el tronco del cuerpo desde el hombro derecho hasta la parte izquierda de la cintura. Es un ratón extremadamente valiente y honorable (algo que es muy común entre los ratones de Narnia), pero lo más importante era su lealtad, ya que era muy leal tanto a su líder como a Aslan.

S-l300

La figura de acción de Peepiceek

Apariciones Editar

A pesar de que Peepiceek no es un personaje muy importante ha aparecido varias veces durante la saga: